LOADING CLOSE
cumbre innovación APTA

Evento del Biobío abordó la relevancia del vínculo entre la ciencia, tecnología y empresas para apuntar al desarrollo

Con foco en la «Smart Innovation» se llevó a cabo este miércoles 19 de junio la tercera versión de la Cumbre de Innovación del Biobío organizada por CIDERE, en donde el «lapiz braille» de la UCSC sumó un nuevo galardón.

La actividad se inició con la charla magistral de José Miguel Benavente, especialista líder de la División de Competitividad e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien habló sobre las claves para el desarrollo y aumento de la productividad del país, en base al fortalecimiento de la relación entre empresas y la ciencia, tecnología e innovación.

Asimismo, la cumbre contó con presentaciones por temáticas, partiendo por la sección de «Innovación corporativa –  Trends and Best Practices», moderado por Varinka Farren, directora ejecutiva de APTA, que contó con la participación de Francisco Lozano; gerente de Innovación de Arauco, Daniel Fernández; presidente de la fundación Encuentros del Futuro, y José Manuel Morales; socio de la consultora en innovación Brinca.

La siguiente sección se tituló «Apoyando la Innovación» y fue moderado por Marcela Angulo, directora de la Sede Santiago de la Universidad de Concepción; en donde expusieron Macarena Vera, presidenta del Directorio del Pacyt Biobío; Gino Mosso, director de ProChile Biobío; Sergio Aravena de Corfo y Vicente Hernández de INNPACTO.

Para finalizar, se llevaron a cabo las presentaciones sobre «Smart Innovation», moderado por Andrea Catalán de UDD Ventures y protagonizado por Eduardo Gorchs, vicepresidente de industrias digitales de Siemens; Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura UDD, y Cristóbal Urenda; director de Entel Ocean.

 

UCSC y la innovación social 

Además, durante la cumbre fue reconocido por su «aporte a la innovación social» el desarrollo del «lápiz braille», dispositivo creado por Noteikin; emprendimiento liderado por el académico de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Eduardo Arriagada. «Es bueno que se reconozca el trabajo que se ha desarrollado durante este tiempo, porque lo que hemos hecho es tratar de resolver un problema en base a una necesidad. El reconocimiento que se nos entregó significa que estamos haciendo bien las cosas, pero lo más importante -más que el premio- es el aporte social y que el apoyo que entrega a las personas ciegas. Esperamos que todas las personas con discapacidad visual puedan acceder al lápiz y en una próxima fase llevarlo al mundo», concluye el investigador.